El afinador de pianos

El afinador de pianos entró en casa. Eché el cerrojo. Me preguntó dónde estaba el piano. Le dije que no tenía. Me preguntó si le iba a matar. Le dije que no. Juraría que se quedó decepcionado.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.