Lo recuerdo

Lo recuerdo…

Como si fuera ayer. Todos los días de aquel verano, al  volver a casa, veía al mismo hombre leyendo un libro en un banco cercano a mi portal. El mismo hombre leyendo siempre el mismo libro. El mismo hombre leyendo siempre el libro Ficciones, de Borges. Sé que era ese libro porque la edición es la misma que tenía en casa, la de Alianza de bolsillo. En aquel momento pensaba que si me condenaran a leer un único libro durante el resto de mi vida, elegiría precisamente esa recopilación de cuentos de Borges. Quizás también escogería ese banco, porque me traería recuerdos de una época muy feliz de mi vida.

Recuerdo que el último día del verano aquel hombre tenía el libro abierto más o menos por la mitad. Al llegar a casa cogí mi libro y lo abrí aproximadamente por el mismo sitio, apareciendo el final del cuento que más me gustaba. Un cuento que podría estar leyendo toda la vida. Al mirar por la ventana el hombre ya no estaba allí. Nunca lo volví a ver.

Ireneo Funes murió en 1889, de una congestión pulmonar.

También te podría gustar...

2 Respuestas

  1. Otzeta dice:

    Recuerdo haber encontrado esta entrada vagando por las galerías hexagonales de la biblioteca.

  2. escéptico dice:

    Otzeta, siempre supe que eras un vago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.