Obama, el ambizurdo

Desde que aprendí a escribir adquirí una mala postura al agarrar el bolígrafo. Utilizaba un par de dedos más que los demás niños, y eso provocó que mi tutor tuviera una charla con mis padres. No sirvió de mucho. Hoy en día, de hecho, un chimpancé no demasiado avispado coge un lapicero con más soltura que yo.
El caso es que el otro día, tras ver a Obama firmar el cierre de Guantánamo, me sentí reconfortado, ya que el hombre más poderoso del mundo tiene una técnica de agarre peor que la mía. El brazo tenso, los dedos apiñados, un desastre incluso para un zurdo.

obama.jpg

Por cierto, que la toma de posesión fue un peñazo. El pastor de la iglesia Evangélica, Aretha Franklin, el juramento del vice, la cancioncita de John Williams, el insípido discurso de Obama, el poemita, la bendición del reverendo metodista y el coro de la Armada.

Por una vez me quedo con la sobriedad vasca en las grandes ocasiones, que consiste en que alguien baile un aurresku y después vayan todos juntos a comer.

También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. Ander dice:

    Mi abuela dice: “¿Obama no os suena como a euskaldun?”.

    ¿Obamakoak? ¿Veis algún lagarto junto a su oreja?

  2. escéptico dice:

    Las abuelas siempre tienen razón, e incluso cuando no la tienen no hay nadie con el valor suficiente como para quitársela.
    Por lo tanto no descartemos que Obama sea euskaldun, ni que sea el personaje de algún libro de Atxaga. Al fin y al cabo ya ha dejado de ser una simple persona para convertirse en un símbolo, en algo casi mágico.

  3. Unx dice:

    Pensé que era la única persona en el mundo que cogía de semejante manera el bolígrafo. Me llena de orgullo y satisfacción que alguien que lo coja tan sumamente mal haya llegado tan lejos. Hace ver que tenemos una esperanza los que nos rebelamos contra el estandar de escritura establecido. XD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *