El «Efecto burro empalmado»

Hay ocasiones en las que voy por la calle, me fijo en la gente y me cuesta creer que detrás de cada una de esas caras haya una familia, unos amigos, unas experiencias, en definitiva, una vida. Me da por pensar que la mayoría han sido colocados en ese lugar y en ese momento simplemente para que se crucen conmigo, pero ni siquiera son personas reales, forman parte de una especie de «show de truman» de bajísimo presupuesto, son hologramas que se diluyen en cuanto dejo de mirarlos. Desconozco si estoy desarrollando algún tipo de psicopatía.
Más bien creo que si tratamos de entender la vida en toda su complejidad, corremos serio peligro de volvernos locos. Por ejemplo, si pensáramos en las posibles consecuencias de cada uno de nuestros actos, hasta de los más insignificantes, no nos levantaríamos de la cama. La teoría del caos sobrevuela sobre nuestras cabezas cada segundo de nuestras vidas, mientras nosotros fingimos controlar un barco que en realidad no tiene timón. Recuerdos falsos, teorías indemostrables y unos cuantos valores que no soportarían la prueba del polígrafo, son nuestras mejores armas para enfrentarnos a lo impredecible.

Efecto burro empalmado

Al final, todos estamos sujetos al concepto del «Efecto burro empalmado»: la erección de un burro en un caserío de Donostialdea puede provocar, a miles de kilómetros de distancia, el comentario de un chileno en mi blog. A fin de cuentas, ¿qué es internet sino un maravilloso caos?

También te podría gustar...

6 Respuestas

  1. El chileno dice:

    viste la tranca que gasta el pollino (comentario del Chileno)

  2. javi dice:

    el mio es mas grande

  3. escéptico dice:

    ¡Por fin apareció el chileno!

    Ocho meses después el «Efecto burro empalmado» se cumple.

  4. andres dice:

    hay dios esa cosita no me gana!!! jaja

  5. Privado dice:

    Hombre, mirad, tu crees que porque haya un Chileno, que haya dicho tal cosa, Todos los Chilenos vamos a ser iguales, lamentablemente te equivocas, a mi tambien me pasa lo mismo que a ti, miro con pena, a aquellos insuvordinados, que garabatean como si nada, que corren en las calles como unos locos, y digo, que mundo vivimos, gracias a Dios que el nos tiene cuerdos a muchos para esperarlo, ahora pasa, que gente como este chileno, tambien lo puede haber en españa, china, australia, o en tu pais, donde sea, la cosa es, la mente, no el pais…

    Saludos Estimados
    PD: Jajaja, reirse del burro no es ser un ignorante, mas bien lecear nada mas, amigo jajaja… Pero no te preocupes, la gente cambia, cuando Dios se cruza EN SUS VIDAS…

    Bendiciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.